>Dr. Carlos Fernández

Carlos Antonio Fernández, fue un tucumano, un médico como cualquiera de nosotros, que estudió en escuelas públicas y se recibió en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Tucumán.

Desde estudiante comenzó con su inclinación dirigencial. Fue Consejero Estudiantil, escuchado y respetado por sus pares. Profesionalmente se formó en la especialidad Endocrinología. Trabajó para que crezca la Endocrinología y Nutrición de Tucumán, siendo cofundador y presidente, además de ocupar múltiples cargos en las comisiones Directivas de las de Sociedades Argentinas de Endocrinología y Nutrición.

Se desempeñó durante un tiempo como docente en la Cátedra de Biofísica de la Facultad de Medicina de la UNT.

Desempeñó distintas funciones y cargos en diversos establecimientos asistenciales públicos y privados de la provincia, tanto en la capital como en el interior.

Pero siempre se destacó por su inclinación a la dirigencia, el compromiso con el colega, el escuchar y tratar de resolver los conflictos que se presentaban en el seno del desempeño profesional.

Un gran logro fue el presidir el Colegio Médico de Tucumán durante tres periodos consecutivos, desde 2008, por elección de sus pares, hasta que lo sorprendió la muerte cumpliendo su tercer mandato.

Se ocupó como dirigente gremial de formar un equipo de trabajo probo, con gente honesta, trabajadora en cual confiaba y cada vez que podía y tenía lo oportunidad lo puntualizaba. Este equipo de trabajo fue y es muy importante para la serie de logros obtenidos.

Durante su gestión remodeló el edificio institucional creando múltiples dependencias para el mejor funcionamiento de la institución y fundamentalmente salones para convenciones y reuniones académicas y científicas.

Optimizó el Club Médico de Los Nogales, lugar muy apreciado por los Socios, siendo utilizado cada fin de semana para esparcimiento, actividades recreativas y sociales. Impulsor del Consejo de Certificación y Recertificación de Especialidades Medicas.

También colaboró en la formación y funcionamiento del FOREMENOA (Foro de Entidades Médicas del NOA), siendo hasta el día de  su fallecimiento, Secretario General de dicha organización.

Promovió la creación de la Subcomisión de Adultos Mayores de la institución, dándole especial atención y contención a los medicos de esta franja etaria.

Atendiendo a las necesidades y dificultades de la inserción laboral de los médicos jóvenes,impulsó y concretó la creación de un Centro Médico modelo inaugurado recientemente. Hecho inédito ya que ningún Colegio Médico del país hizo lo propio.

Impulsor y promotor de la Ley de Deontología Médica, presentada ante la Legislatura Provincial, la cual busca el control del desempeño de la profesión médica y con ello engrandecer el arte de la medicina y salvaguardar a la población garantizándole calidad prestacional.

La muerte lo sorprendió en plena actividad profesional, dirigencial y directiva. Fue, sin lugar a dudas, un modelo de lo que un verdadero dirigente puede y debe hacer en beneficio de sus pares, dando muestras de capacidad, idoneidad y compromiso con los colegas.